A partir del pasado 12 de junio, todos los refrigeradores y congeladores nuevos para uso doméstico en México cuentan con el mismo nivel de eficiencia energética que los que se comercializan ene Estados Unidos y Canadá.

Con la entrada en vigor de la tercera y última etapa de la Norma Oficial Mexicana (NOM)-015-ENER-2018, que regula la eficiencia energética de refrigeradores y congeladores electrodomésticos, los equipos que compren los consumidores mexicanos tendrán los mismos niveles de eficiencia energética que los comercializados en Estados Unidos y Canadá.

Este es un paso muy relevante para los usuarios mexicanos, porque se estima que el refrigerador doméstico consume poco más del 20% de la energía eléctrica total de un hogar promedio en México. De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Consumo de Energéticos en Viviendas Particulares (Encevi) 2018 del INEGI, 28.9 millones de viviendas mexicanas disponen de algún tipo de refrigerador.

Y es que el pasado 12 de junio se cumplió el plazo del último transitorio de la NOM-015-ENER-2018, Eficiencia energética de refrigeradores y congeladores electrodomésticos. Límites, métodos de prueba y etiquetado, con lo cual todos los equipos domésticos considerados en la norma y que se comercialicen dentro de México deben cumplir con los límites máximos de consumo de energía que en ella se establecen.

En esta última etapa se incorporan los refrigeradores menores a 14 pies cúbicos (400 L), que conforman un sector importante del mercado, ya que aproximadamente el 42 % de las viviendas tiene equipos con capacidades de 11 a 15 pies cúbicos (300 L a 425 L), de acuerdo con datos de la ENCEVI 2018.

En esta última etapa se incorporan los refrigeradores menores a 14 pies cúbicos (400 L), que conforman un sector importante del mercado, ya que aproximadamente el 42 % de las viviendas tiene equipos con capacidades de 11 a 15 pies cúbicos (300 L a 425 L), de acuerdo con datos de la ENCEVI 2018.

Con la cuarta generación de NOM para estos equipos (la primera versión se publicó en 1994), las especificaciones de consumo energético y el método de prueba para refrigeradores y congeladores electrodomésticos quedan homologados en su totalidad con las regulaciones vigentes en los Estados Unidos y Canadá. Esta es la segunda vez que se lleva a cabo esta homologación, siendo la primera ocasión al publicarse la segunda versión de esta NOM, que se publicó en el año 2000.

Cabe resaltar que, en los 25 años que ha estado en vigor esta regulación técnica, la mejora en la eficiencia energética de los refrigeradores nuevos ha ahorrado, aproximadamente, 17 mil 500 GWh, lo que equivale a la energía que hoy consumen cerca de 17 millones de usuarios residenciales en Tarifa 1 durante un año. Esto representa un ahorro cercano a 28 mil millones de pesos y lo equivalente a haber evitado la emisión de 8.6 millones de toneladas de CO2.

En la actualidad se cuenta con 12 Laboratorios de Prueba y 7 Organismos de Certificación para evaluar la conformidad (verificar el cumplimiento de la NOM), con lo cual se garantiza que se comercialicen en el país equipos eficientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.