Por Juan Pablo Rodríguez 

En un planeta Tierra donde habitamos más de 7 mil millones de seres humanos y que ha estado expuesto a diversas situaciones complejas a lo largo de los años –específicamente hablando de 2020 con la llegada de una pandemia que nos tomó completamente por sorpresa y que nos hizo pasar así casi dos años, además de otros sucesos–, hay un tema en particular que año tras año se habla en todo el mundo, en los sectores a nivel público y privado, pero que pareciera no ser suficientemente prioritario para atacar de inmediato: el ahorro y reúso de agua en las empresas e industrias. 

Según datos de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), 70 % del país sufre por el insuficiente suministro de agua, convirtiendo las sequías en algo común año tras año, especialmente en el norte del país. Además, diversos estudios han mencionado que 77 % de la población vive en las regiones donde hay menos agua; 12 millones de personas carecen de agua potable y 24 millones de alcantarillado, esto sin mencionar que 87.5 % del territorio mexicano está afectado por la sequía, lo cual se traduce en estrés hídrico.

El problema de escasez de agua va en aumento, por lo que sectores industriales de alto impacto como las armadoras, las papeleras o la industria de alimentos y bebidas, entre otros, que son grandes consumidores de agua, deben tomar las medidas necesarias y buscar soluciones de reúso de agua.

Para obtener el ahorro de agua en las industrias, hay diversas soluciones tecnológicas que cumplen con los estándares establecidos por las instituciones de gobierno e incentivan el respeto de cada una de las políticas y regulaciones, como la NOM-001, que establece los límites máximos permisibles de contaminantes en las descargas de aguas residuales y bienes nacionales. 

Las industrias pueden verse beneficiadas con el apoyo de socios estratégicos para implementar procesos de tratamiento y reutilización de aguas residuales, generando un ahorro considerable al liberar el agua de primer uso para actividades como limpieza, riego y procesos industriales, lo cual a su vez disminuiría la presión hídrica y la sobreexplotación de los acuíferos, a fin de prevenir la contaminación de los cuerpos de agua. Todo esto sería un efecto positivo en el ambiente y en el bienestar de la humanidad.

Uno de los principales objetivos que tenemos en SUEZ – Water Technologies & Solutions es ayudar a que empresas e industrias cumplan con sus objetivos y criterios ESG (criterios que se refieren a factores ambientales, sociales y de gobierno corporativo, por sus siglas en inglés), y puedan impulsar el reúso y reciclaje sostenible de este recurso.

Empresas como Danone y L’Oréal han puesto en marcha acciones concretas en materia de sostenibilidad y circularidad del agua, logrando el reúso de más de 550 metros cúbicos por día. Este reto se logró junto con SUEZ gracias al diseño de nuevos modelos de negocio, en el que se consume menos agua y energía y se produce menos CO2.

Empresas como Danone y L’Oréal han puesto en marcha acciones concretas en materia de sostenibilidad y circularidad del agua, logrando el reúso de más de 550 metros cúbicos por día

Asimismo, es importante mantener latente el apoyo a los programas y proyectos del Plan Nacional Hídrico 2020-2024, orientado a dirigir esfuerzos coherentes con los retos para el desarrollo mundial, mediante el fortalecimiento de las funciones de la Conagua que consisten en administrar ordenada y transparentemente el agua, brindar servicios de agua en bloque, proteger a la población ante fenómenos hidrometeorológicos y proveer infraestructura hidráulica y de tratamiento.

A continuación, comparto algunas soluciones y estrategias que considero acertadas para hacer más eficiente el uso del agua en las industrias y que logren alcanzar sus metas, cumpliendo con los estándares y criterios ESG. 

  1. Producción de energía verde por medio de la gestión de lodos y biogás a partir de residuos sólidos y líquidos. Así una planta de tratamiento de agua se transforma en una planta generadora de energía, volviéndose autosuficiente energéticamente, exportando electricidad a la red nacional y, además, generando fertilizante rico en nitrógeno y otros componentes valiosos para el suelo. Este procedimiento puede ser aplicado en empresas del sector de alimentos y bebidas, cuya cantidad de residuos permite una producción constante de energía
  2. Apoyo estratégico a la implementación del reúso de agua en la actividad industrial y encarar los crecientes desafíos de escasez hídrica y mitigación de accidentes ambientales
  3. Promover la desalación de agua. Solución altamente atractiva en las regiones cerca de mares y costas
  4. Detección y atención inmediata de fugas de agua ya que, por la edad del sistema de tuberías de las ciudades, existen pérdidas de agua
  5. Swap energético. Apoyando la explotación sustentable de litio impulsada por la producción de autos eléctricos, ya que México se perfila como uno de los principales productores y se vislumbran importantes inversiones por parte de las principales armadoras del sector automotriz en los próximos años
Juan Pablo Rodríguez

Juan Pablo Rodríguez es Director Comercial de SUEZ Water Technologies & Solutions.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.