Hace un año que el Programa Nacional Hídrico 2020-2024 (PNH) fue publicado por la Comisión Nacional del Agua (Conagua), siendo el principal instrumento de política pública que establece los objetivos, estrategias y acciones que el gobierno implementa para la correcta administración de los recursos hídricos en México.

La seguridad hídrica de México depende de un planteamiento de acciones que ayuden a resolver, tanto a corto como a largo plazo, la grave problemática de escasez de agua que ha ido creciendo al paso del tiempo, así como la toma de decisiones contundentes que ayuden al desarrollo social y económico del país. “Es por ello que el PNH debe ser tomado muy en serio”, reconoce Juan Pablo Rodríguez, director comercial SUEZ- Water Technologies & Solutions para México y Centroamérica. 

El PNH es el documento rector de la estrategia hídrica de México para alcanzar 5 objetivos prioritarios, alineados con los Objetivos de Desarrollo Sustentable (ODS) a nivel mundial, entre ellos: 

  • 1. Garantizar progresivamente el derecho humano al agua y al saneamiento, especialmente en la población más vulnerable
  • 2. Aprovechar eficientemente el agua para contribuir al desarrollo sostenible de los sectores productivos
  • 3. Reducir la vulnerabilidad de la población ante inundaciones y sequías, con énfasis en pueblos indígenas y afromexicanos
  • 4. Preservar la integralidad del ciclo del agua, a fin de garantizar los servicios hidrológicos que brindan cuencas y acuíferos
  • 5. Mejorar las condiciones para la gobernanza del agua a fin de fortalecer la toma de decisiones y combatir la corrupción

Estos objetivos representan un gran reto para las instituciones públicas y privadas, ya datos de Conagua expresan que sólo 58 % de la población cuenta con acceso al agua y saneamiento básico, donde las comunidades rurales son las más afectadas, con apenas 39 % de cobertura. 

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), estableció que cerca de 12 millones de mexicanos viven en pobreza extrema, lo cuales habitan en su mayoría en las zonas rurales marginadas, esto es que 1 de cada 12 mexicanos se encuentra en esta situación, con acceso al agua y al saneamiento prácticamente nulo.

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), estableció que cerca de 12 millones de mexicanos viven en pobreza extrema, lo cuales habitan en su mayoría en las zonas rurales marginadas, esto es que 1 de cada 12 mexicanos se encuentra en esta situación, con acceso al agua y al saneamiento prácticamente nulo

La situación es crítica cuando vemos la sobreexplotación de los mantos acuíferos, principalmente en el norte del país, los efectos del cambio climático con sequías e inundaciones, lo cual afecta a entidades que concentran 62 % de la población.

La Conagua señala, además, que 24 % de los municipios del país registran vulnerabilidad climática alta y muy alta. Es por ello que las entidades públicas y privadas, así como la sociedad, deben tomar conciencia en la importancia del cuidado del agua y saber que es un recurso finito, las circunstancias que se están viviendo afectan a la salud humana, a la producción de energía, seguridad alimentaria y la salud de los ecosistemas.

Es de suma importancia que el PNH se implemente tanto para lograr el Derecho Humano al Agua y al Saneamiento para toda la población como para que el agua cuente de manera definitiva con la máxima jerarquía en las políticas públicas del país mediante acciones entre la sociedad, los gobiernos y las empresas.

Es de suma importancia que el PNH se implemente tanto para lograr el Derecho Humano al Agua y al Saneamiento para toda la población como para que el agua cuente de manera definitiva con la máxima jerarquía en las políticas públicas del país

Este panorama refuerza la necesidad de fortalecer el marco regulatorio hídrico y la adopción de normativas que incentiven el compromiso de todos los sectores con la reutilización y regeneración de fuentes de agua, como es el caso de la NOM-001-SEMARNAT-2021, que establece nuevos límites permisibles de contaminantes para la descarga de aguas residuales.

“SUEZ- Water Technologies & Solutions (SUEZ WTS) fomenta la adopción de estrategias tecnológicas para la reutilización del agua sostenible y los procesos productivos sustentables que respeten el medio ambiente”, comenta Juan Pablo Rodríguez, director comercial SUEZ- Water Technologies & Solutions para México y Centroamérica. 

“Es necesario que en México se continúe desarrollando normatividad regulatoria que estimule el despliegue de planes de acciones hacia el cumplimiento de los objetivos del PNH y la vinculación de compañías tecnológicas especializadas para acelerar el proceso hacia la sostenibilidad, proporcionando beneficios económicos, sociales y ambientales para todos”, reconoce. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.