La industria manufacturera es una de las que más reciente la escasez de talento que se registra en diferentes sectores.

De acuerdo con información de la plataforma OCC, 59% de las empresas de manufactura padecen fuga de talentos, mientras ManPower calcula que 67% tiene severos problemas para encontrar al talento indicado.

Este contexto configura uno de los problemas más importantes para el sector, pues reduce la competitividad para las empresas y empieza a generar preocupación por el elevado ritmo de rotación que manifiestan las organizaciones.

“Las áreas de ingeniería técnica y mantenimiento se encuentran entre los principales departamentos en donde la escasez de talento se está convirtiendo en una realidad constante”, explica Mariana Guerrero, directora de marketing en México de Fracttal, empresa especializada en desarrollo de software enfocado en mantenimiento inteligente.

“Las áreas de ingeniería técnica y mantenimiento se encuentran entre los principales departamentos en donde la escasez de talento se está convirtiendo en una realidad constante”

Las funciones de un técnico de mantenimiento van desde la inspección y diagnóstico de los activos hasta tareas como la optimización de los equipos y de los procesos de producción, por ello, los especialistas en mantenimiento cada vez son más importantes para los centros de manufactura.

Ante el contexto actual, explica Guerrero, las empresas están encontrando en las nuevas tecnologías la manera de responder a la escasez de talento: “Las nuevas tecnologías, como el Internet de las Cosas (IoT), el software especializado y el Big Data y Analytics, con las que se gestiona el mantenimiento están ayudando a adelgazar la plantilla y, al mismo tiempo, lleva a los técnicos de las plantas a una mayor especialización”.

Mientras que diversos estudios advierten que en Estados Unidos 8 de cada 10 empresas de manufactura optan por el uso de software de mantenimiento, en México y Latinoamérica esa cifra no alcanza 30%.

De acuerdo con la especialista de Fracttal, esto se puede deber al tamaño actual promedio de las empresas de manufactura, pues cerca del 90% son Pymes. “El crecimiento acelerado de la industria y la falta de talento, que será cada vez mayor, tendrá como resultado la implementación de tecnología preventiva para responder a las necesidades de la manufactura”, anticipó Guerrero.

Para la especialista, la fuga de talento obedece a factores internos (como la carga laboral y la falta de desarrollo profesional al interior de las empresas), lo cual puede mejorar con la integración tecnológica.

“Cuando se adopta tecnología para generar ciertas funciones, no solo se disminuye el agotamiento laboral, sino que también se le permite al colaborador alcanzar una especialización en sus tareas, pues la parte repetitiva se puede transferir a la tecnología”, ejemplifica Guerrero.

Las causas de la fuga de talento también pueden ser externas, como la llegada de nuevas empresas que ofrecen sueldos más elevados. “La tecnología también nos ayuda con ello, pues al adelgazar las plantillas podemos incrementar los sueldos de los técnicos especializados, y al mismo tiempo se logra incrementar la productividad de las plantas”, concluye la especialista. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *