En un contexto económico marcado por tasas de interés bajas y la fortaleza del peso frente a otras monedas, los inversionistas se encuentran ante una ventana de oportunidad para potenciar sus activos financieros. 

En lo que va del año, el peso mexicano se ha apreciado significativamente frente al dólar, asimismo el “súper peso” ha impulsado un mayor flujo de dólares al país, que llegan por el crecimiento en las exportaciones, las remesas y la inversión extranjera, lo que funciona como un imán para los inversores.

De acuerdo con los pronósticos del Banco de México (Banxico), para este 2024, en cuanto al tipo de cambio de la moneda nacional, se espera que el dólar cotice a lo largo del año entre los 17.68 pesos y hasta los 18.67 pesos por unidad, aún y con la fuerte pérdida de la moneda mexicana durante el mes de junio. Ese pronóstico sigue siendo conservador considerando que el peso mexicano superó las previsiones del 2023 con 17 pesos por unidad, lo que no se veía desde hace ocho años.

También, se prevé que la inflación continúe con la tendencia a la baja, desde que llegó a su máximo histórico de 8.7% a finales del 2022. Banxico también pronostica una inflación del 4.02% este año, por lo contrario de los pronósticos de crecimiento económico del 2.29%.

Bajas de Interés

Para comprender cómo aprovechar las tasas bajas, es fundamental entender qué representa la tasa de interés en el panorama económico. Según BBVA, la tasa de interés es el costo porcentual que se paga o cobra por el uso del dinero, es decir, es el precio que pagamos por el privilegio de acceder a capital financiero. Cuando las tasas de interés bajan, las instituciones financieras reducen el costo al que pagan los rendimientos de sus principales mecanismos de ahorro e inversión, como los certificados de depósito (CDT). 

Por otro lado, esta disminución en las tasas hace que los créditos personales o empresariales sean más accesibles, lo que fomenta una mayor actividad económica. En resumen, la baja de tasas estimula el consumo y la inversión, ya que los préstamos se vuelven más accesibles y atractivos.

De acuerdo con Hugo Blum, CEO y fundador de 100 Ladrillos, la reducción de la tasa de interés tiene diversos efectos en la economía, algunos de los cuales pueden ser aprovechados para hacer crecer el dinero:

  1. Reducción en el costo de endeudamiento: Los préstamos se vuelven más atractivos, lo que fomenta el consumo.
  1. Menor atractivo para los ahorradores: Los rendimientos de las inversiones disminuyen, lo que puede desincentivar el ahorro.
  1. Estímulo a la inversión empresarial: Las empresas encuentran un entorno más favorable para financiar sus operaciones.
  1. Impulso al crecimiento económico: El aumento del consumo e inversión puede llevar a un crecimiento económico más robusto.

Blum destacó que la reducción de la tasa de interés es una medida para estimular el crecimiento económico, al hacer más atractivo pedir préstamos e invertir. Esto, a su vez, puede reactivar la producción, los servicios y el empleo. 

“Frente a un panorama de tasas bajas, invertir se convierte en una estrategia recomendada para hacer crecer el dinero. El crowdfunding inmobiliario es una opción a considerar, ya que ofrece retornos atractivos y estabilidad en un contexto de tasas bajas. La inversión en bienes raíces ofrece beneficios como mayor rentabilidad a largo plazo, rendimientos compuestos atractivos y nuevas oportunidades de diversificación,” aseguró el ejecutivo. 

Aprovechar el “súper peso”

La fortaleza del peso frente a otras monedas, como el dólar estadounidense, abre oportunidades únicas para los inversionistas mexicanos. El CEO de 100 Ladrillos menciona algunas estrategias para aprovechar esta situación:

  1. Diversificación Internacional. Con un peso fuerte, los inversionistas pueden considerar la diversificación de sus carteras hacia activos denominados en otras monedas. Esto puede incluir inversiones en acciones internacionales, bonos extranjeros y fondos de inversión diversificados globalmente.
  1. Inversiones en el Mercado de Divisas. Los inversionistas más sofisticados pueden participar en el mercado de divisas para aprovechar las fluctuaciones de las tasas de cambio. Sin embargo, este enfoque requiere un conocimiento sólido del mercado y una gestión de riesgos cuidadosa.
  1. Adquisición de Bienes Extranjeros. La fortaleza del peso puede hacer que la compra de bienes en el extranjero, como propiedades o bienes de lujo, sea más asequible para los inversionistas mexicanos.

Frente a un panorama de tasas bajas, invertir se convierte en una estrategia recomendada para hacer crecer el dinero. El crowdfunding inmobiliario es una opción a considerar, ya que ofrece retornos atractivos y estabilidad en un contexto de tasas bajas”

Hugo Blum, CEO y fundador de 100 Ladrillos

Tanto las tasas de interés bajas como la fortaleza del peso ofrecen oportunidades sin precedentes para los inversionistas en México. Ya sea a través de inversiones inmobiliarias a través del crowdfunding inmobiliario, diversificación internacional o estrategias de forex, aquellos que aprovechan estas condiciones pueden hacer crecer su patrimonio de manera significativa. Sin embargo, es crucial realizar una investigación exhaustiva y buscar asesoramiento financiero profesional antes de tomar decisiones de inversión importantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *