En México, una de las grandes problemáticas es la falta de agua en el hogar y la poca cantidad que llega, ya sea por los bajos niveles de presión o por algún desperfecto del sistema de distribución de agua potable.

Para darle solución, desde hace muchos años se diseñaron aparatos eléctricos que pueden llevar el agua a depósitos seguros, prueba de ello son las llamadas bombas, conocidas de esta manera por su función de “bombear o extraer” el líquido vital y llevarlo de un lugar a otro. 

Aunque en ciertos sectores como la construcción, ferretería, plomería y agricultura es común el uso de bombas de agua, para la gran mayoría de la población no son tan relevantes, ya que no hay una consciencia de su uso y su importancia para las labores diarias.

Hoy en día, hay una amplia variedad de bombas disponibles para satisfacer diferentes propósitos, por lo que contar con una en casa siempre es una excelente alternativa para tener agua disponible. Sin embargo, la elección de estos elementos no es tarea sencilla, si se desconocen las características que mejor se adapten a nuestras necesidades.

Una vez que decidimos adquirir una de estas herramientas, es importante investigar aspectos clave de las bombas como la capacidad de descarga, que es la velocidad a la que fluye el agua desde la fuente hasta el punto de descarga; la altura máxima, desde la fuente del agua hasta el punto destino o de drenaje; así como la portabilidad, materiales de construcción de la bomba, tipo de motor y accesorios con los que cuenta.

© Rotoplas / Hoy en día, hay una amplia variedad de bombas disponibles para satisfacer diferentes propósitos, por lo que contar con una en casa siempre es una excelente alternativa para tener agua disponible.

Por ejemplo, una bomba centrífuga es una solución muy práctica cuando el agua de la red no llega con suficiente presión para llenar los depósitos de agua o alimenten la red hidráulica de sanitarios, tarjas y llaves. Este tipo de bombas se caracteriza por su rapidez y precisión, pues permiten acceder a 1 mil 100 litros en 11 minutos a un piso de altura.

Por otro lado, las bombas sumergibles son muy populares en esta temporada de lluvia, debido a los encharcamiento o inundaciones que se han presentado en el país. Éstas se colocan dentro del agua y ayudan a las personas afectadas a sacar el líquido que se mete en las casas, quitando sedimentos que pueden tapar las tuberías. 

Los expertos de Rotoplas coinciden en que esta últimas, aunque suelen ser de uso industrial, no está de más contar con una en casa para prevenir cualquier eventualidad. Las bombas sumergibles son, además, un gran aliado para quienes tienen una alberca en sus hogares y necesitan cambiar de manera regular el agua.

Es importante conocer la diferencia de las bombas, ya que existe otro tipo, llamada periférica, que es capaz de lograr presiones elevadas con pequeñas cantidades de agua, haciéndolas ideales para escuelas, hospitales u oficinas corporativas, que requieren de manera constante una mejor presión del agua. Muy similar son las bombas constructoras que, como bien lo indica su nombre, son las más recomendables para construcciones que necesitan un gran caudal de agua.

¡Conocer las distintas opciones de bombas de agua ayuda a tomar las mejores decisiones en momentos críticos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.