En 2013, México recibió del Reino Unido el informe “Estrategia BIM para México”. Este documento sería el inicio de un proyecto cuyos resultados comenzarán a verse muy pronto, en 2026, cuando la metodología BIM sea obligatoria para obra pública

Por Oscar Serrano

​​​En Marzo de 2019, fue publicada la Estrategia para la Implementación del Modelado de Información de la Construcción (MIC) en México, cuyo objetivo general es “mejorar los procesos de desarrollo de la infraestructura pública, considerando la eficiencia de la planeación, disminución de sobre tiempos y sobre costos, así como fortalecer la transparencia y la rendición de cuentas”.1 

La estrategia responde a una situación macroeconómica de diferentes gobiernos que han realizado recortes significativos a la inversión en infraestructura pública y servicios sociales. Por lo anterior, algunos dedicaron esfuerzos para eficientar los recursos públicos en materia de infraestructura, implementando mecanismos y metodologías que permitan robustecer los procesos actuales de los proyectos de infraestructura, desde el diseño hasta la operación y mantenimiento de los activos, tal como lo es el caso de la metodología BIM. 

Building Information Modeling (BIM) es una metodología de trabajo colaborativa para la creación y gestión de un proyecto de construcción, cuyo objetivo es centralizar toda la información en un modelo de información digital para todos los actores que intervienen en el proyecto. Esta metodología supone la evolución de los sistemas de diseño tradicionales basados en planos, ya que incorpora información geométrica (3D), de tiempos (4D), de costos (5D), ambientales (6D) y de mantenimiento (7D). Toda esta información hace posible utilizar el modelo digital no solo para la fase de diseño, sino también para la ejecución del proyecto y extendiéndose a lo largo del ciclo de vida del edificio, permitiendo su gestión y reduciendo los costos de operación. 

En México, la idea de implementar BIM a nivel nacional surgió, en principio, por un empuje del sector privado, que busca aumentar la productividad y eficiencia, aprovechando los avances tecnológicos actuales. Es aquí donde se dio un primer contacto entre el Gobierno de Reino Unido y empresas del sector privado como GRAPHISOFT, empresa especialista en desarrollo tecnológico de soluciones BIM.

En 2013, el gobierno de Reino Unido publicó una estrategia con una visión a largo plazo en la que se plantearon cuatro objetivos muy específicos hacia 2025, los cuales buscan, entre otros beneficios: 1) reducir costos de construcción y operación en 33 %, 2) reducir tiempos de desarrollo de proyectos en 50 %, 3) reducir emisiones de gas en 50 %, y 4) reducir la brecha entre exportaciones e importaciones en 50 %.3 Aunado a eso, el Consejo de Liderazgo en Construcción de Reino Unido se planteó como el organismo para difundir y liderar la estrategia, apoyando así otros países. ​​

En México, la idea de implementar BIM a nivel nacional surgió, en principio, por un empuje del sector privado, que busca aumentar la productividad y eficiencia, aprovechando los avances tecnológicos actuales»

Oscar Serrano, Gerente de Producto para Graphisoft Latinoamérica

​​Posteriormente en 2015, Arcadis, a nombre de la Embajada del Reino Unido en la Ciudad de México, entregó a México un informe titulado “Estrategia del BIM para México. Recomendaciones para el desarrollo de la estrategia”, como una contribución que comparte experiencias sobre la implementación BIM en el Reino Unido, y reconociendo el alto potencial de la implementación BIM en México para beneficiar a los clientes del sector público, a través de la entrega más eficiente de proyectos bien definidos. En este informe se hace hincapié en los objetivos, las metas y los actores, los principales componentes de la estrategia, el plan de implementación, el programa, así como la secuencia de implementación, a través de siete recomendaciones:4​

  1. Concentrarse en victorias rápidas con BIM, las cuales ofrezcan beneficio inmediato a los usuarios y a los clientes y que fomenten una adopción más extendida
  2. El contenido de la estrategia del BIM debe considerar tecnología, proceso y cultura
  3. La estrategia del BIM debe atender los intereses y las necesidades específicas de los clientes y proveedores
  4. Crear una fundación para el trabajo colaborativo. Deben desarrollarse procesos y normas para facilitar un mejor intercambio de información por parte de equipos de proyectos, así como aumentar la productividad del ramo
  5. Los clientes del sector público deben planear y desarrollar con anticipación las habilidades para definir y usar los datos que se tienen en el BIM
  6. La implementación de la estrategia BIM debe ser una consideración principal; las recomendaciones deben ser asequibles
  7. Una estrategia de BIM para México debe realizarse en fases, lo que permite tener tiempo suficiente para el desarrollo de habilidades, capacidades y procesos para que pueda alcanzarse el completo potencial de BIM

El informe reconoce que México tiene una cultura normativa madura que incluye una combinación de normas obligatorias (NOM) y voluntarias (NMX), y que el uso de normas voluntarias para establecer un enfoque común sería un aspecto importante en el desarrollo de una estrategia coordinada de BIM para México, en la que el Organismo Nacional de Normalización y Certificación de la Construcción y Edificación (ONNCCE) sería un actor clave. La estrategia del Reino Unido se construyó sobre una base existente de normas específicas, que aceleraron el desarrollo de la estrategia BIM, por lo que las normas maduras de otros mercados estarían también disponibles como parte de la implementación de la estrategia en México, incluyendo normas internacionales como la ISO19650.

Así es como en 2017, después de más de un año de trabajo en el ONNCCE, en conjunto con universidades, colegios de arquitectos e ingenieros, y otras instituciones del sector Arquitectura, Ingeniería, Construcción y Operación (AECO) se formó un grupo de trabajo para crear la primera parte de una serie de especificaciones que establecen las bases para coordinar la implementación del modelado de información entre los diferentes actores del sector: la NMX-C-527/1-ONNCCE-2017, Parte 1: Plan de Ejecución para Proyectos.5

Cabe resaltar que esta Norma Mexicana es aplicable a proyectos que implementen BIM, ya sean de edificación o infraestructura, públicos o privados, y en cualquier etapa de su ciclo de vida. Esta NMX toma mucha relevancia cuando diferentes dependencias de gobierno solicitan, dentro de sus términos de referencia, que la implementación BIM debe realizarse a través de un Plan de Ejecución que establezca una visión detallada del proceso que el equipo involucrado debe seguir, en cumplimiento a la NMX ya mencionada. ​

En 2017, se formó un grupo de trabajo para crear la primera parte de una serie de especificaciones que establecen las bases para coordinar la implementación del BIM entre los diferentes actores del sector, la NMX-C-527/1-ONNCCE-2017, Parte 1: Plan de Ejecución para Proyectos.

Tras los esfuerzos anteriores, y con el fin de optimizar la administración y uso de los recursos públicos destinados a los proyectos de infraestructura, así como mejorar su productividad, resultados y transparencia, el Gobierno Federal, a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), en coordinación con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua), desarrolló la Estrategia MIC, en 2019, la cual considera un horizonte a ocho años para su concreción, destacando que el éxito dependerá no sólo de los cambios normativos que impulse el Gobierno, sino también de elementos como la incorporación de nuevas formas de organización del trabajo, adopción de nuevas herramientas para la gestión de información, así como la participación activa del sector privado. 

Impulsar la participación del sector privado y otros organismos en la estrategia para completar la cadena de valor es el tercer objetivo de cuatro, dentro de la estrategia, el cual busca el desarrollo de estándares para homogeneizar el uso de la metodología, así como generar la capacidad para soportar los procesos, tecnologías y competencias. Este objetivo, junto con la recomendación número cuatro de Arcadis, hizo que BIM Task Group México tomara fuerza este 2021, donde a través de cinco grupos de trabajo o comisiones se está trabajando con otros especialistas del sector AECO, en concordancia a la hoja de ruta presentada por la SHCP. 

La Estrategia MIC y los hitos mencionados han hecho que BIM se convierta en un estándar de desarrollo y gestión de proyectos. En este sentido, la Academia BIM, de GRAPHISOFT, se ha convertido en otro de los principales referentes de capacitación y entrenamiento en el mercado, a través de programas como el Diplomado en Coordinación BIM rumbo a México 2026,6 el cual brinda las herramientas y conocimientos necesarios para aplicar la metodología BIM en cualquier tipología de proyectos de infraestructura de edificación, tomando en cuenta las normativas nacionales e internacionales y facilitando el acceso a la información BIM actual.


Referencias

1. Secretaría de Hacienda y Crédito Público. (2018, 30 de agosto). Estrategia para la adopción del Modelado de Información en la Construcción (MIC) en los proyectos de infraestructura de la APF.

2. BuildingSMART. (2021, 14 de julio). ¿Qué es BIM?

3. BIM Global Network. (2013, julio). Construction 2025: Strategy. 

4. Secretaría de Hacienda y Crédito Público. (2015). Estudios Arcadis.

5. Diario Oficial de la Federación. (2016, 03 de agosto). Modelado de Información – Especificaciones, Parte 1.

6. GRAPHISOFT México. (2021, Mayo). Diplomado Online. Coordinación BIM rumbo a México 2026.​

Oscar Serrano

Oscar Serrano es Gerente de Producto para Graphisoft Latinoamérica.
​Contacto: oserrano@graphisoft.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.