Cada época de invierno, los frentes fríos dejan efectos cada vez más extremos en el norte de nuestro país, ocasionando chubascos en estados como Nuevo León y Tamaulipas; vientos con rachas de 50 a 60 kilómetros por hora, en Chihuahua y Coahuila; así como un drástico descenso de la temperatura, de -05 a – 10 ºC, en el noreste de México. Inclusive, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) ha dado aviso de heladas en la mayor parte del país, y caída de aguanieve o nieve en Coahuila y Sonora.

Por su parte, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) prevé un total de 56 frentes fríos en esta temporada, por lo cual la población debe estar preparada y tomar las medidas adecuadas para evitar daños tanto en la salud como en las infraestructuras de los hogares.

Las tuberías hidráulicas son puntos especialmente sensibles ante el descenso de las temperaturas, pues cuando el clima se vuelve más frío, existe el riesgo de que se congelen, causando cortes en el suministro de agua o que el líquido se expanda, generando una gran presión en los sistemas que lo contiene. En estas situaciones, las tuberías pueden agrietarse y romperse. 

Las tuberías hidráulicas son puntos especialmente sensibles ante el descenso de las temperaturas, pues cuando el clima se vuelve más frío, existe el riesgo de que se congelen, causando cortes en el suministro de agua o que el líquido se expanda

Un daño de este tipo representa desperdicio de agua, daños ocasionados por el líquido y, por supuesto, la necesidad de gastar en reparaciones no contempladas. Los expertos en conducción hidráulica de Tuboplus, de Rotoplas, señalan que este tipo de problemas no deben tomarse a la ligera, y para evitar enfrentarse a estas situaciones recomiendan tomar las siguientes medidas:

  • De manera preventiva revisa de manera regular las tuberías, en cualquier época del año
  • Asegúrate de cerrar las llaves de paso de agua, si estás fuera de casa durante varios días, así como de vaciar los sistemas para evitar que el líquido se quede en los ductos se expanda y genere grietas o rupturas
  • Protege las tuberías externas, sobre todo si son de materiales que no soportan cambios bruscos de temperatura, como el plástico o cobre. Pese a que existen materiales para el recubrimiento asequibles, será una inversión pequeña pero constante, por lo que es mejor optar por contar con tuberías de PPR, las cuales son más durables
  • Mantén una temperatura estable dentro de la casa para evitar congelamientos, sobre todo en construcciones antiguas. Además, es importante evaluar si las tuberías que tenemos en casa son las más adecuadas o es momento de adquirir un nuevo sistema hidráulico, capaz de resistir temperaturas extremas y alta resistencia a la presión del agua

Con la llegada del invierno, las personas que viven en las regiones donde el frío puede llegar al punto de congelación del agua deben tomar ciertas precauciones para evitar el deterioro de las tuberías, evitándose así un gran dolor de cabeza. Para estos casos, nada funciona mejor que planificar, anticipar y organizar, identificando oportunamente las áreas de la casa que pueden convertirse en un problema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.