La Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México, en alianza con la Cooperación Alemana al Desarrollo Sustentable (GIZ México) y la Iniciativa Climática de México (ICM), implementan una serie de acciones de adaptación al cambio climático en la capital del país, como parte de la Estrategia Local de Acción Climática (ELAC) 2021-2050 y el Programa de Acción Climática (PACCM)2021-2030.

“Una de las prioridades de la política, tanto ambiental como climática, que impulsamos en el Gobierno de la Ciudad es poner al centro de nuestra política a la naturaleza, y a la naturaleza entendiéndola como ecosistemas todavía bien conservados que tenemos en el sur de la ciudad, por ejemplo, de bosques, de pastizales, humedales pero también a este tipo de soluciones que son basadas en la naturaleza, pero que son implementadas en suelo urbano, como por ejemplo algunas medidas de infraestructura verde, de tal manera que lo que hemos buscado de manera integral es reconectar a la ciudad con la naturaleza”, dijo Leticia Gutiérrez Lorandi, directora General de Coordinación de Políticas y Cultura Ambiental de la Sedema.

Gutiérrez Lorandi recordó que el Programa Ambiental y de Cambio Climático tiene ocho ejes estratégicos: 1) Movilidad integrada y sustentable, 2) Ciudad solar, 3) Basura cero, 4) Manejo sustentable del agua y rescate de ríos y cuerpos de agua, 5) Revegetación del campo y la ciudad, 6) Capacidad adaptativa y resiliencia urbana, 7) Calidad del aire, y 8) Cultura climática.

“Muchos de ellos tienen sinergias entre medidas de adaptación y mitigación, unos contribuyen más a mejorar la capacidad de adaptación de esta ciudad. Hemos avanzado ya prácticamente en un 80 por ciento a poco más de la mitad de la administración”, agregó.

Un análisis de riesgos y vulnerabilidad ante el cambio climático de la Ciudad de México identifica que el territorio capitalino experimenta un aumento en su temperatura ambiente, también se registran cambios en los patrones de lluvia y experimenta ondas de frío y vendavales que causan impactos negativos en la salud. Las variaciones en condiciones de temperatura y precipitación han dado pie a un mayor número de olas de calor, incendios forestales, periodos de sequía y a un incremento del efecto de isla de calor urbana (ICU). En este sentido, las políticas de adaptación al cambio climático buscan reducir la vulnerabilidad a los efectos adversos del cambio climático y permitir crear una ciudad resiliente ante dichos impactos.

las políticas de adaptación al cambio climático buscan reducir la vulnerabilidad a los efectos adversos del cambio climático y permitir crear una ciudad resiliente

La ELAC y el PACCM2021-2030 integran, coordinan e impulsan políticas públicas para disminuir los riesgos ambientales, sociales y económicos derivados del cambio climático, con la finalidad de alcanzar una ciudad sustentable, sana, resiliente, inclusiva e innovadora, en línea con el Acuerdo de París. En el desarrollo de la Estrategia Local de Acción Climática (ELAC) 2021-2050 destaca la participación de la GIZ México y la Iniciativa Climática de México. 

“Es un honor haber participado y apoyado en el desarrollo del componente de adaptación que está incluido en los instrumentos de planeación e instrumentación de una ciudad tan grande y compleja como es la Ciudad de México. Estudios recientes muestran que los impactos asociados al cambio climático que enfrenta la Ciudad de México son inundaciones, aumento del efecto de isla de calor urbana, pérdidas en los sectores productivos y los impactos negativos en la salud”, dijo Philipp Schukat, coordinador del equipo de Clima de la GIZ México.

En conferencia virtual, los representantes de las diversas dependencias destacaron la importancia de crear políticas que ayuden a disminuir la vulnerabilidad climática de la Ciudad de México

Destacó la importancia de contar con políticas públicas que ayuden a disminuir la vulnerabilidad climática, así como lograr el aumento de resiliencia de la población y la ciudad en su conjunto.

Por su parte, Jorge Villareal, director de Política Climática de la Iniciativa Climática de México, sostuvo que el empuje de la política de adaptación ha sido clave para avanzar en la discusión pública pero también en el diseño de instrumentos sólidos.

“Desde hace bastantes años hemos forjado una alianza muy importante de la cual nos sentimos plenamente gustosos y por supuesto que el increíble trabajo con impacto, con resultados que ha tenido la cooperación técnica alemana en el desarrollo de la política climática sólo nos mueve a poder fortalecer esta alianza y aplaudir todo el trabajo que han llevado a cabo en los últimos años”, aseguró.

Desde 1970, la GIZ asesora al gobierno mexicano y a otros tomadores de decisión, implementa programas por encargo del Ministerio Federal Alemán de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ) y del Ministerio Federal de Medio Ambiente, Protección de la Naturaleza, Seguridad Nuclear y Protección del Consumidor (BMUV), en el marco de la Iniciativa Internacional para la Protección del Clima (ICI). Los objetivos de la Cooperación Alemana al Desarrollo Sustentable son proteger los bienes ambientales públicos y globales, y fomentar el desarrollo sustentable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.