Este artículo ayudará al especificador a precisar el sistema de supresión de incendio con agentes especiales. Asimismo, permitirá al proyectista a tomar una decisión informada

Por Ingeniero José Manuel Almejo Ornelas

Un agente especial para supresión de incendio es un compuesto o mezcla para extinguir el fuego, que en la concentración y aplicación adecuada suprime el incendio en su etapa incipiente y evita su reignición, al entrar en contacto con un material en combustión. Este tipo de soluciones son utilizadas como alternativas de protección cuando el agua no asegura la integridad de los ocupantes o equipos por daños colaterales. 

Para que un incendio inicie o se mantenga es necesario la coexistencia de cuatro factores: combustible, oxígeno, calor y reacción en cadena. Los agentes de supresión de incendio funcionan eliminando o disminuyendo estos factores que componen el tetraedro del fuego.

Cada agente de supresión, debido a sus propiedades físicas y químicas, causará uno o más de los siguientes mecanismos para suprimir el incendio:

  • Dilución del combustible
  • Sofocación del oxígeno
  • Enfriando la superficie del combustible por debajo de la temperatura de ignición
  • Interrupción de la reacción en cadena de la combustión

Estructura general del sistema de supresión de incendio

Los sistemas de supresión de incendio se activan por medios automáticos (detectores de humo, calor, flama) o manuales (mecanismo incorporado al cilindro, botones de descarga) que permitirán accionar la descarga del agente. La aplicación del agente puede ser de forma local (directamente sobre la superficie) o por inundación total (uniforme en todas las partes de la ocupación).

Componentes de los sistemas de supresión de incendio:

  • Panel de control
  • Un medio de almacenamiento y suministro de agente (agentes especiales u otro)
  • Dosificadores, boquillas o medios de descarga
  • Dispositivos de control y mantenimiento
  • Sistema de tuberías que permita descargar el agente
  • Equipo de control electrónico (incluyendo medios de activación automáticos y manuales)
  • Equipo de notificación de predescarga y descarga (aparatos audibles o visibles)

Un análisis, un agente de supresión de incendio

Los fabricantes de sistemas de supresión de incendio con agentes especiales ofrecen, con sólo la acción de un clic, una amplia gama de información técnica útil para especificar su producto. Esta facilidad induce a la tentación de copiar y pegar información como atajo para elaborar una especificación; sin embargo, especificar el sistema correcto de supresión de incendio lleva consigo un análisis sobre la ocupación para precisar datos o detalles para su protección, especialmente para diferenciarla.

No obstante, hay especificaciones que sin adaptarse a las necesidades del proyecto describen a la medida una “protección” para posicionar una marca, como si se tratara sólo de un aspecto comercial, en lugar de un tema de seguridad. 

Por ello, es muy importante que antes de especificar un agente especial para supresión de incendio se exploren varias alternativas a beneficio del proyecto. El esquema siguiente muestra un resumen de algunos agentes especiales.

Por otro lado, se ha visto también que un marco regulatorio no asegura un rendimiento idéntico entre agentes; por lo que la precisión de los requerimientos para la protección  de inmuebles permitirá elegir el agente correcto y su consecuente marco de normas técnicas aplicables para el diseño del sistema de supresión de incendio. 

Deberá validarse el diseño de los sistemas de supresión por medio de cálculos hidráulicos realizados por programas aprobados por los fabricantes para corroborar flujo, tiempo de descarga, presión, cantidad y tipo de boquillas, cantidad de agente y diámetro de tuberías.

Un sistema de supresión de incendio ayudará a proteger a los ocupantes, los edificios, los activos, el negocio y el medio ambiente, pero para garantizar este propósito habrá que especificar la protección, analizando detenidamente y de forma responsable los siguientes factores distintivos para seleccionar el agente y el sistema:

  1. Seguridad vital, nivel sin efecto adverso observable (NOAEL)
  2. Riesgo y clase de incendio
  3. Nivel de protección (control o extinción)
  4. Tipo de construcción, cerramientos y contenido
  5. Espacio para almacenar el agente
  6. Impacto de una inactividad
  7. Regulaciones normativas; aprobaciones, protocolos y códigos ambientales
  8. Costo total de la propiedad versus inversión del sistema
  9. Suministros y garantías
  10. Otros factores influyentes del proyecto

Sistemas diseñados para el futuro

El desafío de proteger el medio ambiente ha llevado a los gobiernos e iniciativas mundiales a establecer regulaciones que están impulsando el reemplazo de algunos agentes por alternativas que no contribuyan al agotamiento de la capa de ozono y el calentamiento global. 

Actualmente, se ha reducido la producción tanto de agentes especiales de supresión como los Halocarburos (HFC), con la tendencia a desaparecer de la industria contra incendio; similar a lo que sucedió con su agente antecesor, el Halón 1301, cuya eficiencia había sido aceptada hasta 1994, cuando la Agencia de Protección Ambiental (EPA) prohibió su producción por el efecto dañino al medio ambiente.

Al especificar un agente, además de considerar el impacto ambiental, se deberá evaluar costo y disponibilidad para su posible reemplazo, que asegure el cumplimiento de futuras regulaciones.

El análisis de los requerimientos y los factores influyentes para la selección del sistema de supresión de incendio es el primer paso –o debería ser– en el proceso de la generación de las especificaciones. El no precisar la especificación pondría en riesgo el propósito de la protección contra incendio en el proyecto o podría trasladar omisiones a otros procesos constructivos. ¡Tómelo en cuenta!

José Manuel Almejo Ornelas

Ingeniero José Manuel Almejo Ornelas es colaborador de Baja Design Engineering.
Contacto: jmalmejo@globalmechanical.com.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.