Un sector resiliente y sustentable es lo que visualiza para la construcción nacional Felipe Mier, director para México y Centroamérica en Amanco-Wavin, compañía del grupo empresarial Orbia que buscar brindar a los profesionales mexicanos soluciones en PVC, CPVC y Poliestireno de la más alta calidad

A Felipe Mier le apasiona su trabajo. Se nota en la claridad de sus ideas y en el profundo conocimiento que tiene del sector. Se nota también en su disposición para compartir su conocimiento y su visión de las cosas.

Me cuenta que en 2021 cumple 20 años desempeñándose en la industria de la construcción. Ha laborado en cuatro empresas (Cemex, Elementia, Kingspan y Amanco Wavin), tres países (México, Estados Unidos y Francia) y dos continentes (América y Europa). En este trayecto ha entrado en contacto con visiones de la industria, con soluciones y con prácticas distintas de las mexicanas; y muchas veces mejores. También le ha brindado una idea muy clara de hacia dónde se dirige.

Como actual director para México y Centroamérica en Amanco Wavin, ha asumido el propósito de contribuir a profesionalizar la industria. ¿De qué modo? Brindándole a los profesionales nacionales las experiencias, herramientas y soluciones de otras latitudes.

Su propósito se conjuga a la perfección con la visión de la compañía y con la de Orbia, grupo empresarial al que pertenecen tanto Amanco como Wavin, y que en 2019 comenzaron con un proceso de transformación, que las llevará a convertirse en sólo Wavin.

“Lo que antes era Mexichem, hoy Orbia, adquiere a Wavin en 2014, pero funcionaban como entidades independientes. Wavin, una empresa creada en 1960, en Europa, y Amanco, creada en Latinoamérica, en la década de 1990. A partir de 2019, existe la visión de un nuevo CEO de Orbia de aprovechar lo mejor de los dos mundos y fusionarlos hacia una sola marca, un sólo grupo global”, explica Mier.

La fusión de ambas empresas ha desembocado en una oferta de productos más robusta, con un fuerte componente de innovación. En su catálogo se cuentan soluciones para la construcción, almacenamiento y captación de agua, todos a base de tecnologías de PVC, CPVC y poliestireno. Estos productos van desde tuberías, conexiones. y tanques, pasando por válvulas, tecnologías para el manejo de agua pluvial y un fuerte impulso al modelado BIM, con los cuales buscan cumplir su misión empresarial: “crear ambientes saludables y sostenibles”.

En México y Latinoamérica, Amaco-Wavin participa de cuatro mercados donde la conducción de fluidos es fundamental: el mercado de la construcción, el de la infraestructura, el agroalimentario y el industrial. “En los cuatro sectores contamos con una base de clientes sólida, a quienes atendemos para todo lo que sea relacionado con conducción de fluidos, sistemas de agua y sistemas de tubería”, asegura Mier.

«Siempre ofrecemos la más alta calidad y nuestro mayor compromiso hacia nuestros mercados y clientes. Además, brindamos ventajas que nos diferencian de nuestros competidores, como el hecho de que podemos apoyar a nuestros clientes con servicios de diseño y facilitándoles las librerías BIM»

-Felipe Mier, Director para México y Centroamérica Amanco Wavin

Luego de un duro 2020 marcado por los impactos de la pandemia de Covid-19, Felipe Mier explica que las dificultades no han terminado. Si bien durante la primera mitad de 2021 se observó una clara recuperación de los distintos sectores, el director de Amanco Wavin señala que las fluctuaciones en los precios de los insumos y los problemas que ha presentado la cadena de suministro han provocado un descenso en la demanda.

Pese a todo, asegura que cerrarán 2021 con mucha fuerza. “Ciertamente, hubo algunos bajones de demanda en algunas temporadas del año, pero realmente el mercado nos ha favorecido, hemos tenido un crecimiento sólido y un posicionamiento como jugador referente en la industria”.

En entrevista con Especificar, sostiene que su compromiso con México es superlativo, toda vez que Orbia nace en México. La misión de contribuir con la profesionalización de la industria es una muestra de este compromiso.

Especificar (E): ¿Cómo se han comportado los sectores en los que Amanco Wavin participa durante lo que va de la crisis por la pandemia?

Felipe Mier (FM): El mercado se ha comportado de una manera muy volátil, muy errática. Tiene que ver con las restricciones de negocios implantadas durante la pandemia, pero también con el contexto internacional. Las materias primas en las cadenas de suministro han presentado grandes alzas de precio, así como problemas de disponibilidad. Lo anterior, sumado al costo de los fletes marítimos, han sido todos factores comunes que se han conjugado para plantear escenarios bien retadores en la industria y también para nosotros en Amanco Wavin México.

E: Si dejamos de lado 2020, ¿dirías que han cobrado más dinamismo los mercados durante 2021?

FM:En 2021 hemos visto también algunos efectos, digamos, posteriores al 2020. Después del cierre de actividades, hubo un rebote, que lo sentimos fuerte en el crecimiento de la demanda, sobre todo en el nicho de reparaciones, de reventa y construcción.

Pero posterior al rebote, en 2021, ya para mitad de año, se ha visto una contracción de demanda importante. Esto tiene que ver con la continua alza de precios en productos y materias primas.

Ciertamente, proyectos que ya habían iniciado tenían que continuarse y concluirse; pero los nuevos proyectos, a los precios que existen en estos momentos, se han postergado un poco, pues se tiene la expectativa de que las materias primas, no sólo en el PVC, sino las materias primas en general de la industria de la construcción, puedan reducir sus precios para así arrancar las nuevas obras.

Igualmente en el agro, los proyectos que se renuevan todos los años se han retrasado porque ha habido cierto tipo de especulación durante el verano, esperando una temporada de precios a la baja, lo cual hoy hemos comprobado que no va a ser así. Ya para septiembre volvimos a palpar que nuestros precios volvieron a subir y durante el siguiente año van a mantenerse muy similares a como hoy están.

«México tiene que imprimir fuerza en la implementación de BIM, porque ya incluso países de Latinoamérica han avanzado fuertemente, como es el caso de Chile, Colombia, como viene fuerte Brasil. Yo estoy muy seguro de que México no se quedará atrás y habremos de adoptar la tecnología para las magnificentes obras que tenemos en el país».


E: ¿Qué ventajas ofrece la cartera de productos de Amanco Wavin al sector de la edificación?

FM: Hoy en día, cada vez vemos que las construcciones requieren de un mayor profesionalismo, desde su planeación, su tiempo de ejecución, su durabilidad y las garantías de estas propiedades a través del tiempo. En ese sentido, nuestras ventajas son siempre ofrecer la más alta calidad y nuestro mayor compromiso hacia nuestros mercados y clientes, además de tener un portafolio muy completo para sus requerimientos; es decir, con nosotros pueden encontrar un sistema completo de conducción de agua fría, de conducción de agua caliente, de conduit eléctrico, en fin, esas aplicaciones para la edificación que también incluyen la urbanización, como el alcantarillado, las descargas de drenaje, las tomas domiciliarias, todo lo pueden encontrar en nuestro portafolio de la más alta calidad.

Además, ofrecemos ventajas que nos diferencian de nuestros competidores, como el hecho de que podemos apoyar a nuestros clientes con servicios de diseño y facilitándoles las librerías BIM, que son un respaldo para la proyección digital de sus obras.

E: Sabemos que BIM no es una solución nueva, pero en México aún no es tan utilizada. Siguiendo con esa idea, Felipe, ¿qué nos puedes comentar sobre los clientes que ya se benefician de este tipo de ventajas?

FM: BIM, como bien lo dices, no es una tecnología recién desempacada. El Building Information Modeling existe como una plataforma de diseño colaborativo desde hace muchos años, pero en México no ha sido explotada en su mayor magnitud. Para eso estamos enfocando esfuerzos y trabajando mucho en mostrar al mercado las bondades que tiene el implementar soluciones BIM en la construcción, en la obra y en la infraestructura del país.

Hay múltiples beneficios al utilizar un modelo de información digital: permite crear y gestionar obras de forma remota, además de anticipar inconvenientes, de diseñar con mayor precisión, de evitar cambios de ruta de las trayectorias de nuestras tuberías, que se requieren en los sistemas hidráulicos; también ayuda muchísimo en la reducción de mermas y, por lo tanto, de costos de los proyectos. Todo esto se verá traducido en ahorro de tiempos y recursos.

México tiene que imprimir fuerza en la implementación de BIM, porque ya incluso países de Latinoamérica han avanzado fuertemente, como es el caso de Chile, Colombia, como viene fuerte Brasil. Yo estoy muy seguro de que México no se quedará atrás y habremos de adoptar la tecnología para las magnificentes obras que tenemos en el país.

México es un país muy rico en obras: hotelería, hospitales, edificios residenciales hi-rise, comercial, toda la planta industrial que recibe el país para maquiladoras, para inversión extranjera directa, en fin. México es un país ampliamente rico en construcción y BIM será un aliado para el futuro, para profesionalizar a la industria de la construcción.

«Debemos empezar a tomar acciones para cuidar el agua que tenemos. Y eso implica toda la responsabilidad de rehabilitar las tuberías que abastecen el agua desde las presas hasta el hogar, pero que fueron hechas hace más de 50 años. El 50 % del agua se fuga en este trayecto. Haciendo conciencia de esto, nuestro país tiene un reto bien importante sobre el tema del agua»


Amanco Wavin, desde su posición de proveedor líder a nivel Latinoamérica en soluciones hidrosanitarias, desde hace varios años hemos impulsado las librerías BIM en nuestros catálogos de producto. Estamos continuamente aportando a la implementación de BIM: estamos haciendo entrenamientos digitales a través de los webinars que nos permiten las plataformas y las redes sociales; nuestra oferta de librerías incrementa continuamente, además de que están hechas con alta precisión y con la más alta calidad de información para que nuestros instaladores y contratistas puedan obtener los mejores beneficios al utilizarlas.

E: ¿Qué opinas de la llamada Norma BIM que entrará en vigor en 2026?

FM: La implementación de esta estrategia ayudará a que la calidad de los proyectos aumente drásticamente, a que haya menores sobrecostos, a que se puedan cumplir tiempos de entrega, tan necesarios, poder estar al día en la planeación, en la programación y ejecución de obra.

Igualmente ocurrirá en el sector público, donde podrá haber mucha mayor transparencia, que es un punto clave que tocará esta estrategia. Y con transparencia me refiero a saber la cuantificación de materiales necesaria para desarrollar las obras; existirán todas las posibilidades de que a la contraparte se le exponga una explosión de insumos con toda precisión, puesto que el proyecto ya fue extrapolado digitalmente y se conocen las rutas, las trayectorias y la cuantificación de materiales exactos. La exactitud que permite BIM es enorme.

E:¿Cómo has visto el desempeño del mercado de PVC y CPVC?, ¿ha crecido el uso de estas soluciones?

FM: En definitiva, el mercado para PVC y CPVC en México ha crecido continuamente. Cada vez más, se conocen y se entienden las bondades de las soluciones ligeras en la construcción; han sido aceptadas por el mercado, un mercado creciente en necesidad de hogares, de comercios, de infraestructura y de industria, donde nuestra tecnología para agua fría y agua caliente se aplica.

En otros mercados también se sigue implementando como reemplazo de materiales pesados como son los metales, y por qué no decirlo, que también son más caros.

E: ¿Cómo observan las perspectivas a corto plazo?

FM: Nuestro propósito en Amanco Wavin es crear ambientes saludables y sostenibles, y vivir nuestro propósito significa llegar a una base más grande de clientes y usuarios a quienes podamos servir en sus proyectos, en sus necesidades, ampliando, también, la agilidad de respuesta con nuestra presencia digital y enfocarnos en aportar al mercado mexicano nuevas soluciones y nuevas tecnologías que están teniendo presencia y crecimiento en otras latitudes del mundo.

Al tener esta integración con Wavin, tenemos acceso a nuevas tecnologías de países un poco más desarrollados en la etapa constructiva, tecnologías que vienen a aportar mucho valor a las obras y eso es lo que queremos: no quedarnos con lo que ya hemos ofrecido, sino integrar a nuestro portafolio nuevas soluciones, mejores soluciones y tecnologías avanzadas.

Habiendo participado en la misma industria en otros países y hasta en otro continente, te podría decir que como yo quisiera ver a México avanzar es hacia la profesionalización de la industria de la construcción; pensar a largo plazo todas nuestras obras, ya sean residenciales, comerciales, industriales o públicas, y que al pensar a largo plazo, pensemos en la sustentabilidad de las obras, en las nuevas generaciones, en resistencias al cambio climático, en certificaciones de producto que garanticen desempeños y que garanticen aportaciones a través del tiempo. Eso es lo que a mí me gustaría: poner un grano de arena para la profesionalización de la industria de la construcción. Y dado que estoy en el segmento del agua, para todo lo que toque el agua. Ese es mi propósito.

Cuando vemos el nivel de estrés hídrico del mundo, poco más de la mitad de la geografía de México se ubica en una franja de estrés hídrico de los más altos del mundo. Estamos hablando de que el Sur de México quizá no lo tenga; sin embargo, todo nuestro México es mucha más geografía y territorio, que vive y seguirá viviendo muy fuertemente la escasez de agua, en la siguiente década viéndose con mayor intensidad.

Ya lo vemos hoy. Tenemos que hacer conciencia y saber que, como recurso natural, hoy, el agua no es onerosa. Pero eso irá cambiando y necesitamos ser precavidos, empezar a tomar acciones para usar el agua de captación de lluvia, reutilizarla en aplicaciones posteriores, pero también cuidar la que tenemos. Y eso implica toda la responsabilidad de rehabilitar las tuberías que abastecen el agua desde las presas hasta el hogar, pero que fueron hechas hace más de 50 años. El 50 % del agua se fuga en este trayecto. Haciendo conciencia de esto, nuestro país tiene un reto bien importante sobre el tema del agua.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.